Sorry: There is no translation for this text

Ante la publicación que hiciera el señor Eduardo Molina Palacios, el pasado 31 de octubre y el 05 de Noviembre, ambos del 2016, en Facebook y a través del Diario La Prensa, respectivamente, en virtud de las cuales vierte ofensas y afirmaciones que pretenden dañar el prestigio del Colegio Alemán Nicaragüense y de uno de sus docentes, el señor Henry Scheufler, a quien acusa de hacer bullying a su menor hijo, se aclara:

Primero: El señor Eduardo Molina y su esposa han tenido un doble comportamiento frente al Colegio Alemán. Por un lado, piden disculpas, se comprometen a tener una adecuada comunicación con el Colegio, sus funcionarios y profesores. Por otro lado, vierten afirmaciones ofensivas e irrespetuosas, tanto en contra de los mismos funcionarios para con quien se comprometieron a tener una adecuada comunicación como en contra de la identidad alemana.

El comportamiento del señor Molina Palacios y su esposa, agresivo, ofensivo, inapropiado y contrario a lo que mandata la Ley General de Educación y el Reglamento Escolar del Colegio Alemán Nicaragüense, impide que el desarrollo educativo de su hijo en el Colegio Alemán, sea posible dado que, por el bienestar de todo educando e interés superior del menor, requiere una estrecha comunicación entre padres de familia y Colegio, máxime cuando se requiere atención especializada de colaboración entre psicólogo particular tratante, psicólogo escolar y docentes para coordinar la adecuada atención educativa del menor.
El Programa de Atención a Estudiantes con Necesidades Educativas Especiales (PANEE) es un programa del Colegio Alemán para la inclusión a niños con necesidades educativas especiales, al que se ingresa luego de una evaluación externa de un especialista de la conducta que recomiende atención especializada permanente, por lo que para que este programa funcione debe seguirse el tratamiento el especialista. Es decir, que si no hay atención psicológica externa permanente el programa se vuelve no funcional, dado que no hay recomendaciones ni tratamiento orientado para su aplicación. Lamentablemente, es lo que hicieron los señores Molina Vásquez e informaron al Colegio a inicios del año 2015 que no cumplieron la recomendación de tratamiento psicológico orientada por su psicóloga privada y tampoco lo hicieron durante el año 2016. En consecuencia, el hijo de los señores Molina Vásquez no recibió el acompañamiento que ofrece el PANEE, por decisión de ellos mismos. Reiteramos que para el éxito educativo del niño es indispensable que los padres siguieran las recomendaciones de la psicóloga clínica que atendió al menor

Segundo: El profesor Scheufler en ningún momento ha realizado ningún acto de acoso, maltrato ni ninguna práctica de bullying al hijo del señor Molina Palacios y menos en su clase de alemán. Tan es así que el señor Molina Palacios pidió disculpas tanto al profesor como la psicóloga del Colegio, por lo que él llamó “malos entendidos”.

No es cierto que el profesor Scheufler haya arrugado una tarea que el hijo de los señores Molina Vásquez había hecho consistente en un dibujo, ni tampoco es cierto que le haya humillado y menos frente a sus compañeros de clase, ni tampoco es cierto que le asustaba mediante miradas de odio constantes. Prueba de ello es que el niño continuó sus clases normalmente y los padres se disculparon ante el profesor y el Sub Director del Colegio, al darse cuenta que ese hecho, que llamaron “actitud nazi”, “mentalidad hitleriana de exterminio a la descendencia judía, pedagogía de terror”, y que hoy afirman como supuesto bullying, realmente no existió.

Tercero: La calidad de la educación en el Colegio Alemán Nicaragüense es de excelencia, así lo confirma el éxito de nuestros bachilleres en su inserción a la educación universitaria nacional o internacional, y ejercicio profesional y esto se debe, en gran parte, al alto nivel de preparación profesional, académica y pedagógica de nuestros profesores o educadores.
A lo señores Molina Vásquez nunca se les ha obligado a pedir disculpas, ellos mismos en sus diferentes correos han ofrecido disculpas por lo que ellos llaman malos entendidos, aceptando en sus propios correos su error por los agravios causados al personal docente del Colegio Alemán Nicaragüense, cuya más reciente comunicación de disculpa data del 18 de octubre del 2016.
Los señores Molina Vásquez confirmaron al Colegio que las relaciones con ellos están totalmente deterioradas al expresar firmemente que desconocen la autoridad del Director, del Sub director, de la Directora de Primaria y de la Psicóloga del Colegio Alemán Nicaragüense. Por todo lo anterior, no es recomendable que el menor sea matriculado para el año 2017 en el Colegio Alemán, sino que para su adecuado desarrollo escolar, lo más recomendable es que sea matriculado en otro colegio. En consecuencia, es falso que se haya expulsado al menor del Colegio Alemán.
Las decisiones del Colegio Alemán Nicaragüense han sido tomadas respetando el interés superior del menor en comunicación directa con los señores Molina Vásquez, después de un sinnúmero de conversaciones para procurar que los señores Molina Vásquez mejoraran su comunicación para con las autoridades del Colegio Alemán Nicaragüense y en un período en el que todavía existían matrículas abiertas en otros centros escolares, prueba de ello es que el 19 de octubre del 2016, el mismo Sr. Eduardo Molina solicitó a la Sub Dirección determinados documentos como notas, cartas de traslado, cartas de solvencia, para ser presentadas en el nuevo Colegio donde matricularían a su hijo.

Ni los derechos humanos del menor, ni el Reglamento del Colegio han sido violentados, sino que, por el contrario, éste último establece la obligación de los padres de familia de dirigirse a los directores, profesores-as y otros trabajadores del CAN con respeto y amabilidad para lograr un diálogo constructivo, lo que no cumplieron los señores Molina Vásquez sino que, por el contrario, se dedicaron a externar ofensas verbales y escritas con calificativos de “nazis, mentalidad hitleriana, fascistas” entre otras expresiones y actitudes que van en contra de la honra, reputación y prestigio de Colegio y de sus profesores.
Esa actitud agresiva, abusiva e irrespetuosa como comportamiento reiterado de los señores Molina Vásquez pudo comprobarse también el día de ayer por las autoridades del Ministerio de Educación, durante la reunión que ante dicho Ministerio se llevó a cabo, sin que se llegara a ningún acuerdo dada la pretensión contradictoria de los señores Molina Vásquez, quienes a pesar de pretender descalificar la calidad educativa del Colegio, pretenden que su hijo concluya sus estudios hasta bachillerato internacional, becado, y educado por los alemanes a los que tilda de nazis, fascistas e hitlerianos.

Finalmente, no es cierto que el MINED haya sancionado al Colegio Alemán Nicaragüense, en ninguna manera como falsamente escribió la señora Vásquez en un grupo de WhatsApp.
El Colegio Alemán Nicaragüense, es respetuoso de los derechos y garantías, principalmente cuando estos son derechos y garantías fundamentales de las personas, y en especial, de los niños, niñas, adolescentes, padres de familia, profesores, colaboradores y demás miembros de la comunidad educativa y de la Sociedad.

files/709/comunicado_importante_1478894069.pdf comunicado_importante_1478894069.pdf

Ulrich Giessel
Director General
Colegio Alemán Nicaragüense